El tren


-¿Por qué me sonríe? No me suelen sonreír mucho últimamente, la verdad, y me inquieta bastante.

-¿Te sonríe? Estará loca.

-O le gusto.

-Eso descartado, tú no le gustas ni a tu madre, además yo no la he visto sonreír.

-Bueno, te digo que sí, me ha sonreído.

-Pues acércate y pregúntale y así sales de dudas.

-Para que me voy a acercar si no me va a entender.

-Eso es verdad.

-Además, no tendríamos tiempo de conocernos, sería algo imposible.

-No, claro, tendríais que fugaros.

-Creo que es mejor que me olvide.


-Sí, es lo mejor. Ya casi hemos llegado, tendremos mucho trabajo en Auswitch, me temo

Comentarios

Entradas populares