viernes, 20 de septiembre de 2013

Ya casi estoy de vuelta...

Retomando contacto en 3...2...1

¡Hola pacientes gatos!

Os obsequio con esta linda flor...
¡para que la destrocéis con vuestras garras afiladas!
o no.
He vuelto para confirmar que mi momento de escribir se da en unas horas poco propensas al desarrollo de cuestiones de actualidad y las que no lo son tanto. Estoy inmerso en un proceso de revisión personal de prioridades, o lo que es lo mismo, con la llegada a mi vida de varios seres humanos pequeñitos, la adopción de cuatro gatos (en claro homenaje a mis lectores) y una perrita, no tengo suficiente tiempo para dedicárselo a los blogs. Nótese la intensa actividad previa, las cual, de forma frenética, se deja ver cada dos o tres meses. Pues bien, ahora que mis horas se van en ejercer de adulto responsable y en otras actividades que me reportan una gran satisfacción, como por ejemplo estudiar por enésima vez, se me ha ocurrido replantear todo lo que tiene que ver con los blogs de los que soy autor.
 
Caballo de Coia surgió a raíz de una necesidad de queja. Esa queja recurrente en la que sinceramente no esperamos respuesta, la que cuando alguien la secunda nos sorprende y desorienta. El mismo tipo de queja que si, llegado el caso, no solamente es secundada sino que, además moviliza a quien va dirigida, nos provoca una sensación de vértigo y nos activa todas las alarmas. Con el resultado que algunas quejas convertidas en petición formal parlamentaria han cosechado, no es para menos.
Entonces, este blog, no tenía ninguna pretensión más allá del puro, sano pero poco producente desahogo. En cuanto a la ausencia de pretensiones, las metas han sido alcanzadas. Ausencia de respuestas. Bien.
Por otra parte el desahogo no ha sido para tanto. Si bien cuando pulsaba el botón publicar una sonrisita demente se apoderaba de mi rostro, a los pocos segundos suspiraba y a otra cosa.
He llegado a la conclusión de que voy a utilizar el blog no solamente para hablar de lo que me molesta, también hablaré de lo que me agrada y de lo que me la refanfinfla, llegando a poder redireccionar, en cualquier conversación de cafetería, a los contertulios: "Si desea saber mi opinión, visite mi blog". Estoy decidido a crear un cisma irreparable entre la cordura y su puta madre.

Bueno. En serio. Mi intención no es otra que la de intentar y conseguir que los cuatro gatos se pasen por aquí y tengan que leer, que les haga sonreir un poquito (o ronronear) y a lo mejor reflexionar conmigo otro añito más.

Capítulo a parte es 80 años más tarde... (he escrito capítulo aparte ¡estoy desatado!) Este blog tiene un proyecto digamos más serio, en el que estoy trabajando con el Sr Ogred (no directamente en el blog pero ya lo ireis viendo) el cual pretende otorgar una vía de escape a todas mis cuitas sobre derechos de autor que tantas alegrías nos han traído en los últimos años. (Si no os lo creéis preguntadle a mis familiares y amigos que pacientemente han "disfrutado" de mis amplias disertaciones sobre el tema.)
Pretendo además, transformarlo poco a poco en una mini enciclopedia sobre el asunto.

En resumen:
Empiezo este nuevo curso con el propósito y todas las palabras sinónimas de propósito, cuando no un nuevo aire a mi faceta de bloguero, darle al menos aire.

Gracias por leer el tostón de turno. Se os quiere.

jueves, 11 de julio de 2013

¿y la Sgae? bueno....

Hoy al levantarme, tras lavarme la cara, me acordé de Ted. A veces me levanto con horribles melodías en mi cabeza o con preguntas que versan sobre temas absurdos y hoy me vino a la cabeza él, aquel al que le crecieron enanos y pendejos electrónicos a partes iguales.Lo dejé pasar y seguí con mis quehaceres.
Ahora, cuando recopilaba informacíón para un trabajo propio del escritor amante del arte, ya me entendeis, me encontré con esta noticia. La Familia había quedado huérfana tras la Operación Saga y ahora se acerca a la escisión. 
En una futura oportunidad ahondaré un poco más en la noticia, ahora voy a acostarme con la esperanza de que mañana, me despierte tarareando alguna canción de Los Canarios.

Actualizo 19/07/2013
Las noticias se suceden aunque no en primera plana de hecho, existen temas en la actualidad más importantes, pero ya sabéis que todo depende de los ojos que miran, en concreto mis ojos miran una sucesión de letras que le resultan interesantes. Os regalo otro enlace, hoy estamos que lo tiramos, del manifiesto de ese grupo de autores que parecen haber caído de la burra, que hasta ayer era muy rentable, comía más de lo que cagaba y ahora parece que solamente está para soltar mierda ¿metáfora fallida?, pues no digo yo que no.
Bueno pues al parecer este sería el último caso de los muchos que vienen sucediendo en esta sociedad de gestión, como por ejemplo, la creación de Plataforma Asamblea: Salvemos la Sgae o lo que supimos en junio de este año con las practicas que, si bien legales, son un tanto más oscuras y ciertamente enrevesadas que las conocidas por el común de los mortales, entre ellos el que esto escribe. Un buen resumen sobre estas prácticas lo he encontrado aquí... es como magia ¿verdad?.
Comprobareis, oh magníficos cuatro gatos con capacidad de comprensión lectora en humano, que sigo soltando datos aderezados con paja por el medio, pero tenéis que disculparme que uno tiene las entendederas que tiene y con ellas se va apañando. Prometo una explicación más profunda sobre el asunto, aunque es probable que actualice este post un par de veces más.
Por cierto, que se me olvidaba, en esta telenovela, uno de los actores secundarios se ha largado (Reixa) y ha saltado esta noticia... 

domingo, 6 de enero de 2013

Nace un nuevo Blog

Este es su enlace. Espero que os guste. Pero no sufrais, que no lo haceis, porque Caballo de Coia seguirá aportando esas perlas de sabiduría a las que os tiene acostumbrados, con su habitual periocidad y rigor.
O sea que echad un vistazo cada trimestre y tal vez, sólo tal vez, habré escrito algo.