sábado, 25 de junio de 2011

Pues vale...

Si, he vuelto a llegar tarde. Es un defecto y en ocasiones.... más. Dije que quería hacer un seguimiento sobre los Indignados, sobre las reacciones de los Sorprendidos y la indiferencia de los Pasotas que si no ven a Messi por ahí no les interesa. Y es que estuve de vacaciones forzadas porque de un ataque de risa ante el panorama, me salió el zrómbolo de sitio, impactó contra la caja y me partí la polla. En fin todo esto me pasaba mientras Lomana y Alaska y un yonki se reían del pueblo llano al tiempo que se les ponía cara de proletarios de tanto tocarse las bolas en un reality de mierda que yo no veo, me enteré por Sálvame, el único programa cultural de la programación televisiva (en realidad me lo contó mi madre el mismo día que me enseño a doblar una camiseta como hacen en China). A mi en vacaciones, cuando cojo esas casi tres semanas se me pone una cara de rascabolas así como la que tiene esta gente...

El 15 M, de puta madre, ese es mi resumen. Fallo, que la tienen tomada con los parlamentos, como si alguna vez en los últimos cien años, alguien tomase una decisión libremente y en beneficio de la mayoría dentro de uno de esos sitios; lo que se habla ahí dentro es como lo que hablamos mis colegas y yo en el bar, pasamos de un tema a otro surgen un montón de proyectos, promesas y juramentos directamente proporcional a la cantidad de cafeína y alcohol, a veces mezclados y todo se queda en nada las más de las veces. Mi opinión es que donde se toman las decisiones que luego se ratifican (normalmente con nombres que son eufemismos), son los salones de hoteles, casas de ricos, despachos de bancos... Me baso para tal afirmación entre otros datos en la evidente falta de asistencia de los políticos a su puesto de trabajo. He llegado a la conclusión de que alguien quiere que esto pase, porque la táctica de mirar para otro lado es absolutamente infantil cuando esto ya dura y no decae. La clase dirigente se está blindando y lo hace a toda velocidad, los países se están vendiendo a la participación privada y la mayoría se sienta expectante a ver que hace el 15 m al respecto pero no se atreve ni siquiera a opinar. Aunque ya han conseguido parar los robos de los bancos del derecho a vivienda de algunos, empiezan a parecer una sección más de los telediarios.
Los mismos que siguen inflando la imagen de los poderosos, dando credibilidad a sus promesas y charlatanerías como si de fuentes fidedignas se tratase, tratando a los mercados como entes con vida autónoma y a los directores de los bancos internacionales, los dueños del dinero, como inocentes mediadores-espectadores que se encogen de hombros y día si, día también salen en la prensa, hablando de recortes, perdida de soberanía, sacrificio...
Cambiarlo todo para que todo siga igual. No conformes con controlar desde las sombras ahora quieren que le pongan el mundo a su nombre, aunque mejor dicho, ya no les importa que todo el mundo sepa que el mundo es su finca de recreo pero ellos se declaran insolventes
Y todo parece muy complicado, todo enrevesado, la economía es incomprensible para el pueblo que ve como el gran chamán hace que se oculte el Sol y pide sacrificios para que este vuelva a iluminar la vida de la tierra... solamente se trata de un eclipse, maravilloso, impresionante, subyugante, pero sencillo.
En fin y resumiendo, si quieres saber a quien pedirle cuentas pregúntate donde está el dinero y cuando salgas a fumar a la puerta del bar, no montes jaleo que quiero dormir.

P.D: Mis opiniones se basan en datos escuchados, leídos y/o implantados por alienígenas una tarde de verano de 1986, exceptuando esto último el resto se puede contrastar en Internet. Si, ya se que podría poner unos enlaces pero no me apetece, que tal si ... ¿los buscáis vosotros?