martes, 20 de enero de 2009

Y se hizo la luz

-Oyes Tim
-Dime Tom
-He tenido una idea que nos hará ricos
-Sueltala Tom
-Que tal si conseguimos apoderarnos de alguna materia prima ¡o mejor!, de la energía. Por ejemplo la electricidad. Como construir las infraestructura para aprovecharla sale caro, la construcción correrá a cargo de la administración y con el tiempo y paciencia la privatizamos tratando de mantenernos nosotros siempre al frente.
-Continúa
-Bien. Una vez en nuestro poder y produciendo al 100% empezamos a inventarnos una deuda historica y aumentamos los precios basádonos en que el coste de producción es mayor que los beneficios y alegamos que aún siendo una empresa privada, cuando lo seamos, pasamos de ganar , si no que perdemos por el bien común. Nos hacemos las víctimas, como Alejandro Sanz aunque nuestras cuentas reflejen claramente beneficios incluso en contextos de crisis mundial.
Nos inventamos cuotas como alquiler de contador, como si nos costase muchisimo y si el cliente tiene algún problema hacia dentro de su casa que lo pague él. Si es nuestro el problema, no hay prisa, total, nuestro será el monopolio así que los tenemos por los huevos.
Nuestro teléfono siempre estará comunicando, como si trabajasemos muchísimo y cada vez que hagamos un recargo en la factura desproporcionado (aunque la factura de un bien común ya lo es) lo achacaremos a que nuestros operarios no tuvieron tiempo de controlar los contadores que alquilamos (aunque casi nunca lo hagan) y que se hizo una estimación. Estimación que se basará en lo que a nosotros nos salga de los cojones. Porque a algunos (normalmente pobres) les subiré un 250% la factura con la excusa de cobrar al mes (que así en apariencia es menos y como nuestros psicologos nos habrán advertido, duele menos) y a los ricos y empresas grandes se lo bajo. Clara compensación de costes que entre Partidos que lleven siglas como populares (del pueblo y tal) o Socialistas y nuestra imaginación podremos llevar a cabo esta gran estafa que nos proporcionará un buen colchón para este bachecito. ¿No crees?
Me quedán algunos flecos y otras mentiras para sacar pasta pero ¿a que es buena Tim?
-Si Tom. Solo existe un pequeño problema
-¿Cúal, Tim?
-Eso es lo que hace Fenosa y compañia
-Vaya. Entonces seguimos en el paro Tim
-Claro Tom, claro...